¿Cómo ser un Héroe Nacional?

heroe nacional

Hoy despierto mexicano, toda mi vida he tenido esta nacionalidad pero nunca me sentí así. Es tal vez razón mía que nunca me interesé ni me sentí orgulloso de los héroes nacionales, del sistema de gobierno o las tradiciones nuestras, pues en todas veo defectos o simplemente no me asombran los héroes, porque lo fueron por cosas que no me parecen heroicas, no me juzguen les aseguro que no soy el único que vio en esas acciones intereses personales.

El gobierno, por no saber mantener equilibrio o sacar provecho de un país de 120 millones de personas y las tradiciones, porque soy de esa gente que puede comer chilaquiles o una hamburguesa, ver pirámides mayas o egipcias, escuchar mariachis o rock y no sentir nada especial por ninguna de las dos. Soy diferente a muchas personas en ese aspecto, pero no creo ser el único que se siente así. Entonces pienso en lo que significa ser mexicano, sé que se secuestran y matan personas últimamente, además tenemos lo viejos problemas de siempre, gente que roba la luz, saltan impuestos, tiran basura en la calle y dicen que es por culpa del gobierno. Una vez en una competencia deportiva un mexicano le dio una patada a un hondureño, busque en los foros gestos de desaprobación y veo que lo vanaglorian e insultan a nuestros hermanos latinos, luego el Internet me llevó a páginas de gente de España donde muchos mexicanos fueron vetados porque no dejan de burlarse y hacer humillación cuando algo malo le pasa a ese país del cual muchos por cierto son descendientes, incluso en lo económico donde ciertamente estamos muy mal. 

Observo muchos comentarios hiriendo a gente a la que les va peor. Me preocupé de que la mayoría fuese así, pregunte a la gente de mi edad la opinión de lo que veo y encuentro risas, diciendo que ellos también hacen esas cosas, que no es algo grave, solo es broma y solo es una forma de pasar el tiempo. Me pregunto a mí mismo ¿En serio?, de verdad, ¿A esto llego México?, ¿De dónde salió toda la gente así? mi familia es anticuada y patriota, no se parecen a mí, además es muy extensa, siempre vi en ellos personas buenas. 

Muchos son clásicos mexicanos, morenos, bigotes con acento marcado, eso si tal vez los diferencia que son altos, del otro lado las chicas son cómicas, cocinan rico, muy inteligentes y trabajadoras, ambos géneros son muy justos, respetuosos, bromean muy pesado pero dan la mano al prójimo siempre, nunca insultarían a propósito ni de broma y te corregirían con uno de nuestros famosos dichos como “El buen juez por su casa empieza”. Esa es la imagen que yo tenía de los mexicanos, aunque yo no soy así, siempre quise haber nacido así, siempre quise ser más parecido a ellos, no sé por qué soy tan diferente, pero estoy muy orgulloso de toda mi familia. Entonces me di cuenta que ser mexicano no depende de los demás, está en voltear a dos lugares: tu pasado y tu futuro. El primero es cosa del destino inevitable, tú no puedes elegir en que familia vas a vivir, a veces tienes suerte como yo, a veces no. Supongo que muchas de las personas que veo hacer cosas tan salvajes no tuvieron tanta suerte. Pero ver al futuro la decides tú, yo decidí que en mi futuro deseo contarle a la gente de los mexicanos que valen la pena, no de Pancho Villa, mejor de mi Padre que no mató a nadie para vivir una vida justa y eso lo hace más héroe que todos los de la revolución, que vean en mi un buen sujeto, que mis hermanos latinoamericanos sientan apoyo, enseñar a otros a tirar la basura en su lugar sin tener que humillarles, a educar y no a presumir, aunque ahora los impuestos parecen un robo, también a pagarlos pues quienes te vean serán tus hijos y te seguirán el ejemplo.

Un día tal vez seamos más los buenos que los malos, seamos una sociedad más culta, trabajemos más de lo que nos quejamos, tal vez nunca lo veas y nadie te reconozca como un héroe nacional, pero los verdaderos héroes no necesitan un monumento ya que el monumento que ellos crean es la influencia que dejan en otras personas, eso es más importante que las piedras talladas esas y serán los cimientos eternos de una nación de primer mundo. Entonces un día te darás cuenta que tu identidad nacional no es Zapata, el guacamole, los mariachis, el tequila… más bien notaras que eres mexicano con la libre elección que te da tu identidad nacional, puedes ver como cada que saludas a la bandera, te saludas ti mismo, le muestras respeto al pasado difícil de tus padres, abuelos y otros ancestros que lograron formarte como un ser independiente, que podía elegir el bien y el mal, decidiendo el mejor mundo para sus descendientes, saludas a tu voluntad, tu independiente voluntad, que es capaz de crear una revolución y para evitar que el país se destruya por sí solo, tiene que ser una revolución de paz y amor.

Psic. Fernando Alvarado

Mi objetivo principal es compartir mis conocimientos y experiencias de lo que funciona en terapia en temas de relaciones de pareja, psicología infantil, bienestar psicológico y emocional, así como datos de neurociencia para usarlos a nuestro favor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario