¿Cómo saber si mi pareja me es infiel?


Esta es una de las preocupaciones y miedos más frecuentes cuando nos encontramos en una relación de pareja. El miedo de perder a la pareja puede tener muchos motivos y al contrario de lo que comúnmente se cree, sentir celos no es necesariamente signo de inseguridad, en el contexto apropiado los celos pueden ser una alarma de que tenemos que poner atención. Es muy importante que cuando entras en una nueva relación conozcas bien a tu pareja, ya que además de brindarle a tu relación ese sustento saludable para funcionar, saber cuándo algo es distinto en él o ella te puede ayudar a detectar cuando algo no anda bien.

Lo más importante es que sepas cuales son los hábitos de tu pareja y conozcas su rutina. Conocer a tu pareja es la mejor forma de detectar cuando algo extraño está pasando, pues los cambios son muy comparables a su modo de ser anterior y es más sencillo diferenciar cuando estos cambios son anormales. También pueden ayudarnos a discernir  si estos se han dado por algún cambio en su vida, quizá un cambio no sea un signo de infidelidad, si no de algún momento por el que está pasando.  Sin embargo, si detectas varias señales de infidelidad en su comportamiento, debes prestar atención. Si las tienes, enfrentarle con las evidencias  y evaluar las medidas necesarias para recuperar o terminar tu relación si es necesario.

1. Repentina obsesión por redes sociales como Facebook o el Móvil.

Estamos en una era en la que las personas dedican mucho tiempo a las redes sociales, por lo cual no es inusual que tu pareja lo haga. Lo que debes detectar es un incremento inusual del tiempo que pasa en Facebook, Twitter o mirando su teléfono. Un factor clave en este punto es si tu pareja repentinamente se vuelve muy celosa de su teléfono, de su computadora cuando antes no lo era.  Si durante su relación podía dejar su celular cerca de ti y de pronto lo lleva a todos lados, incluso hasta el baño. Si de pronto empieza a borrar su registro de conversaciones cuando antes no lo hacía. Observa su comportamiento cuando llegas al cuarto donde se encuentra, si te acercas mientras ve algo en la computadora o el móvil sin previo aviso, observa si se pone nervioso y hace todo más rápido, como tratando de cerrar ventanas  o su sesión de Facebook.  Estos son indicadores importantes de que hay algo que no quiere que veas, así que pon especial atención.

2. Cuando tu pareja cuida de su apariencia más de lo normal. 

Si de pronto ha decidido ir al gimnasio o está haciendo cambios de apariencia drásticos, puede que esté tratando de impresionar a alguien más.  No debes confundirte, hay personas que de forma regular cuidan de su apariencia y hay otras que no. Si tu pareja siempre se ha arreglado mucho a diario no se puede tomar como un signo, ya que tu pareja normalmente es así. Sin embargo si solo se arregla en ocasiones especiales y de pronto empieza arreglarse a diario sin ninguna razón, puede ser un indicador importante. Pero debes tener cuidado, ya que hay personas que cada cierto tiempo cambian de estilo, es decir empiezan a cambiar todo su guardarropa o accesorios. Esto es especialmente cierto en la mujeres, quienes con frecuencia sienten la necesidad de cambiar su estilo y verse diferentes sin ninguna razón aparente o motivo concreto.

3. Cambios en su conducta.

Tu pareja denota cambios en su comportamiento de modo muy repentino, esto puede ser: aumento de auto-confianza, le observas más segura o más seguro de sí mismo. Repentinos cambios de humor, puede tener menos paciencia de lo habitual o encontrarse inusualmente irritable o inusualmente alegre a como normalmente se encuentra. Observa especialmente su comportamiento ante ti. Un cambio de actitud implica un evento nuevo en su vida, no necesariamente una aventura con alguien más, un nuevo trabajo, aumento de sueldo, un logro cumplido, cierre de un ciclo, un nuevo problema, etc.

4. De pronto tiene demasiados compromisos.

Este es un punto muy importante. Si tu pareja se ha llenado repentinamente de compromisos que le impiden ir a cenar contigo o llegar a dormir a casa, con excusa de que se le han complicado las cosas en el trabajo, pon atención. Si su trabajo empieza a volverse una prioridad y a restringirle en horas que no son laborales y se ha vuelto muy ocupado para responder tus llamadas es posible que esté pasando tiempo en otra parte. Si empieza a contarte con lujo de detalles todo lo que sucedió en el trabajo y qué es lo que ha hecho todo este tiempo sin que se lo preguntes, cuando antes ni siquiera se tomaba la molestia de contarte, puede tratarse de una manera de cubrir su historia para que sea creíble.

5. Encontrar objetos que desconoces o que no deberían estar.

De pronto encuentras unas llaves que nunca habías visto. Si al lavar su ropa encuentras tickets de lugares a los que no has ido con él, notas o de repente llega con un reloj o accesorios nuevos. Si frecuentemente llega a casa con cosas que parecen no pertenecerle esto podría aportar una prueba importante. Registrar las pertenencias de tu pareja es una violación a su privacidad y no debes hacerlo a menos que sea absolutamente necesario, ya que si se entera podría causarte muchos problemas, especialmente si no te está siendo infiel.

6. Su comportamiento sexual contigo ha cambiado.

Has notado que la frecuencia con la que tienen sexo ha cambiado. Si solían tener sexo regularmente y ha disminuido drásticamente puede ser indicio de que algo no anda bien. De igual manera si ha incrementado notablemente la frecuencia con la que se te insinúa es igualmente un cambio importante. Uno podría creer que cuando la pareja es infiel no su deseo sexual por nosotros disminuye, esto puede ser cierto para muchas personas, pero a veces las personas presentan síntomas de culpabilidad y pueden incrementar su actividad sexual contigo como forma de compensarte sin que lo sepas por el engaño que están cometiendo, a modo de limpiar su conciencia, de este modo también pueden volverse inusualmente atentos contigo o más cariñosos cuando antes no lo eran. Esto por sí solo no es indicativo de infidelidad, un cambio en la conducta sexual puede tener muchos motivos. Por ejemplo si tu pareja está pasando por un mal momento en el trabajo o algún amigo tiene un problema puede disminuir drásticamente su conducta sexual.  

7. Si llamas por teléfono y nunca responde.

Si de pronto ha dejado de responder el teléfono, devuelve tus llamadas después de mucho tiempo y te da toda clase de excusas del por qué cuando le preguntas. Con frecuencia dice que se le ha terminado la batería o que se encontraba en una reunión de trabajo.

8. Gastos de dinero inusuales.

Sus estados de cuenta indican que ha gastado mucho más dinero de lo normal, ha realizado compras en lugares a los que no te ha llevado o a los que no iría solo. De pronto tiene demasiados gastos en lugares a los que rara vez va solo.


Psic. Fernando Alvarado

Mi objetivo principal es compartir mis conocimientos y experiencias de lo que funciona en terapia en temas de relaciones de pareja, psicología infantil, bienestar psicológico y emocional, así como datos de neurociencia para usarlos a nuestro favor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario